Plato grande de barro refractario

Plato grande de barro refractario

Plato grande de barro refractario

9,90 €

Añadir al carrito

Platos para horno, fabricados por un artesano de la comarca. Textura rugosa, sin esmalte y 26 cms de diámetro aproximadamente. Mantienen el calor del asado durante largo tiempo. Es el mismo tipo de plato se utiliza en el horneado de nuestros asados.

PRIMER USO: Antes de utilizarlo por primera vez, sumergir en agua unas 12 horas y luego secar. O bien ponerle una patata, aceite y agua hasta la mitad, meterlo al horno sin precalentar, calentar a 150-170º y cuando la patata esté cocida retirar y desechar los alimentos. Esto elimina el sabor a barro del plato y cierra los poros.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Que lo disfrutes y ... ¡déjanos aquí tu opinión!

Plato grande de barro refractario

Plato grande de barro refractario

Platos para horno, de fabricación artesanal, que mantienen el calor largo tiempo. Textura rugosa, sin esmalte. 26 cms de diámetro aprox. El mismo tipo de plato que se utiliza en el horneado de nuestros asados.

Que lo disfrutes y ... ¡déjanos aquí tu opinión!

¿CÓMO LLEGARÁ MI COMPRA?

ENVASADA AL VACÍO.

Tu asado llegará directamente del horno de leña tras controlar cuidadosamente la temperatura durante el proceso, para que la carne conserve su textura y sabor. El asado envasado al vacío tiene una caducidad de 3 meses conservado en frigorífico (1º - 4º C). También admite congelación, en este caso se recomienda descogelación lenta en frigorífico (24-48H).

TRANSPORTADA EN REFRIGERACIÓN

Respetando la cadena de frío durante el transporte, lo mantenemos a una temperatura entre 1 y 4 grados.

ENTREGA A PARTIR DE 72 HORAS

Para asegurar la máxima calidad todos los asados se realizan bajo pedido, por ese motivo el proceso requiere un mínimo de 3 días para poder ser enviado: adquirir la materia prima, asar, enfriar, envasar al vacío y trasladar a la empresa de transporte en frío que lo distribuye a cualquier punto del territorio peninsular, excepto islas, Ceuta y Melilla. No se realizan entregas ni sábados ni domingos. El tiempo de entrega puede variar dependiendo del día en que se realice el pedido, la cantidad y el punto de destino.

Para mas detalle ver apartado Formas de pago y envio.

LISTA DE ESPERA

Recuerda que nuestra producción es artesanal y nuestro horno de leña tiene una capacidad limitada. La producción es bajo pedido y sólo mantenemos el mínimo almacenaje.

En momentos de alta demanda, gestionamos una lista de espera por orden de entrada. Si tu pedido entra en la lista de espera te lo comunicaremos inmediatamente junto con la fecha más temprana prevista de entrega. Por eso, si estás planificando una celebración familiar o tienes un compromiso con amigos, te recomendamos que hagas tus pedidos con antelación suficiente aprovechando la flexibilidad que te da el envasado al vacío.

¿QUÉ DICEN DE NOSOTROS?

“Nada mejor que Cordero de Sacramenia para disfrutar en casa del mejor cordero sin cocinarlo. Rápido, fácil y buenísimo. ”

César Rodríguez

“Su aspecto es crujiente por la parte del final de la costilla y en la pata (como debe ser). Rosado en el solomillito superior de la costilla y un dorado uniforme en el resto. No se le puede poner ni un pero.”

Marina Navarro

“En boca: suave, untoso, cremoso, pero sobre todo, sorprendentemente jugoso. Aunque si en algo destaca claramente es en el regusto a leña, que realmente se aprecia de forma sutil, pero le otorga un elemento diferencial que difícilmente se puede conseguir en el hogar.”

Manolo C. Manso

“Uy, cuando lo vi envasado, me pareció muy pequeñajo pero cuando salió del horno…. nos chupamos los dedos. En vez de mermar, se crece.”

Dionisia Durán

“¡Sabe a cordero de Sacramenia!”

María Lizarraga

“...sabroso y tierno como recién servido en restaurante. Ya no es necesario salir de casa para degustar el mejor cordero. ¡Todo un lujo!”

Rafa Alcácer

“Mis amigos reconocieron no haber probado una cosa tan exquisita. Quedé encantada.”

Loles Gómez

“Creo que con estos corderos y cochinillos ya tengo solucionadas mis futuras celebraciones.”

Javier Cuadra